ultimos

Dreambeach se corona con su mejor edición y da un paso más en su expansión

El segundo fin de semana de agosto todos los amantes de la música electrónica tenían una cita con uno de los mejores festivales de música electrónica de Europa, y es que se celebraba la séptima edición de Dreambeach Villaricos.

El festival almeriense deja unas cifras históricas, 160.000 asistentes disfrutaron durante 5 días de algunos de los mejores artistas del mundo, y con una altísima nota en organización, seguridad, calidad artística y ambiente festivo entre la comunidad de dreamers. En las próximas líneas os vamos a detallar nuestra experiencia en los dos días que disfrutamos del festival, viernes y sábado.

VIERNES DEL ATARDECER AL AMANECER

La jornada del viernes no podía comenzar mejor, bien temprano el mainstage se abría paso para recibir al gran Paul Kalkbrenner. Desde las ocho de la tarde y con un live de 2 horas con la puesta de sol de fondo, el alemán demostró porque es el artista idóneo para vivir una experiencia única y convertir su set en uno de los mejores momentos del festival.

Los siguientes sets de los que disfrutamos se celebraban en la maravillosa Dreams Tent, la carpa que rinde culto al techno y al underground mas actual nos había preparado una maratón interminable de gran calidad. El también alemán y uno de los artistas más demandados en la actualidad Boris Brejcha hizo aparición a las 12 de la noche. Una hora y media de set con una carpa en la que apenas había un hueco libre, pero en la que se podía bailar a gusto, sin apenas agobios. Una de las máscaras más reconocidas de la escena electrónica nos hizo disfrutar de un set de tech-house con algunas variantes de techno.

Después del set aprovechamos para cenar en la zona habilitada para ello, variedad de food trucks y zona para sentarse y reponer fuerzas para vivir todo lo que nos venía por delante.

A caballo entre la carpa de techno, donde The Martinez Brothers hizo gala del buen rollo y ambiente que transmiten sus sets, con unos sonidos muy bailables y un público entregado, hasta el mainstage donde el holandés Don Diablo con su particular estilo entre el big room y el house hizo vibrar a unas 20.000 personas demostrando que es uno de los artistas más queridos y demandados de la escena actual.

La experiencia Dreambeach continuaba con el set de Loco Dice, que en el día de su cumpleaños nos regaló un buen set de techno, subiendo bpm para dar la bienvenida al capo de Drumcode, Adam Beyer que con la carpa hasta los topes se marcó un increíble set en el que no faltó su conocidísimo " Your Mind" que un año después continúa volviendo locos a sus seguidores.

Se acercaban las 6 de la mañana y Nina Kraviz hacía su aparición, una artista que no necesita presentación, que lleva muchos años liderando la lista de las artistas femeninas más demandadas del panorama mundial y que durante una hora y media nos deleitó con su acid techno y sus hipnóticos bailes a los platos con un impresionante lleno de la carpa al que los dreamers se iban agolpando por los laterales de la carpa, ya que nadie se quería perder lo que estábamos viviendo, y lo que vendría a continuación.

Lo que estaba por venir no era ni más ni menos que la encantadora Charlotte de Witte, la belga de 27 años se ha convertido en uno de los iconos de la escena techno mundial desprendiendo un talento innato y rompiendo el techo de cristal convirtiéndose en una de las invitadas más deseadas de clubs y festivales. Dreambeach había programado un amanecer para el recuerdo, de siete y media a nueve de la mañana la artista belga natural de Gante nos deleitó a todos con un set techno de bajos bpms, incluso llegando al acid, que con sus sonidos hipnóticos dábamos por finalizada la jornada del viernes de la mejor manera que podíamos esperar.

SÁBADO VIBRANTE DE PRINCIPIO A FIN

Si el viernes habíamos vivido un día trepidante lleno de momentos únicos lo que estaba por venir en la última jornada de Dreambeach era apoteósico. A las nueve de la noche la carpa inspirada en la catedral de Notre Dame presentaba un espectacular ambiente para recibir al sevillano Wade, artista más que de moda en nuestro país con un set en el que no podía faltar uno de los temas más jaleados de la temporada festivalera, el mashup que hizo de Dani Rovira, " Por Ejemplo feat. Dani Rovira", single lanzado el 26 de agosto y cuya recaudación irá destinada a la Fundación Ochotumbao  creada por el propio Dani Rovira y Clara Lago, para ayudar a las personas, los animales y el medio ambiente.

A las diez y media de la noche el australiano Fisher tomaba las riendas de la Dreams Tent y que en su primera visita a un festival español y tras destacar en los mejores del mundo hizo gala de su sonido tech house, con mención especial al momento en el que se pudo escuchar su track "Losing It" que un año después continúa provocando que los clubbers se vengan especialmente arriba, demostrando el porqué de su éxito.

Las siguientes actuaciones de las que disfrutamos tenían un denominador común, dos de los mejores live que se pueden disfrutar actualmente, primero Agoria con su set que daba comienzo a medianoche con sonidos eclécticos y continuando con el espectacular Stephan Bodzin y sus melodías cautivadoras que se graban en la mente.

En el mainstage se preparaba una de las noches más especiales del séptimo aniversario, con la exclusiva actuación de Tchami X Malaa presentando ‘No Redemption’, con su estilo que va desde el house al tech house. Otro de los platos fuertes del día fue la presencia de Steve Angello, el sueco comenzó su set con unos minutos de retraso ya que había que realizar unas modificaciones en el escenario, pero la espera merecía la pena. La presencia de 1/3 de Swedish House Mafia fue de lo más destacado del sábado, deleitándonos con grandes clásicos como "Antidote", "Reload" y por supuesto, "Save The World", que al unísono todo el mainstage cantó. Y es que el espectáculo que ofrece Steve Angello va más allá de la música, ofreciendo un show único en el mundo.

La otra actuación que más dreamers congregó en el mainstage fue la de Nervo, las hermanas gemelas más famosas de la escena electrónica nunca defraudan. Mim y Liv ya son parte de la familia de Dreambeach y sus seguidores pudieron disfrutar de clásicos como "Hold On" o "Like Home", y mashups como Reason vs Infinity. Una vez más, hicieron gala de la alegría y entusiasmo que las caracteriza.

Volviendo a la carpa de techno nos esperaban grandes actuaciones. Primero Andrea Oliva, el jefe de Ants sorprendió con un set menos underground de lo que estamos acostumbrados a escucharlo en Ushuaïa. Después Gonçalo demostró el gran artista que es, junto a sus más allegados en cabina, al director artístico de Dreambeach se le vio disfrutar a los mandos después de un gran trabajo realizado en el festival. Así llegamos a las 06 de la mañana y era el turno de Marco Carola, un artista al que le siguen sus incondicionales vaya por donde vaya y que, aunque siempre cumple, quizás se le echó en falta sonidos menos característicos de los que se escuchan todas las semanas en Ibiza.

Sin darnos cuenta llegamos a las 07:30 de la mañana, y con ello el espectacular cierre que nos había preparado Dreambeach. La Dreams Tent abarrotada para recibir a Joris Voorn y Kölsch con un set b2b de los que quedan grabados en la historia del festival. Si hacemos una lista de los artistas más importantes de los últimos años sin duda ellos dos están ahí arriba por méritos propios. Tienen una carrera espectacular, álbumes y tracks que marcan época y que cuando se juntan demuestran que la amistad que les une crea una afinidad a los platos que hace de sus sets algo que no te puedas perder. Y así pasó, acercándonos a las 09 de la mañana la carpa mostraba un lleno absoluto, quedándose pequeña y gente por fuera bailando - ¿el año que viene será más grande? ¿veremos artistas techno en el mainstage? - temas como "Ringo", "Dark", "Ryo", "Antigone", "Goodbye Fly", "Grey", "Loreley", "Countach"... un amanecer soñado para la séptima edición de Dreambeach, ¿que nos prepararán el año que viene para superarlo?

A través de un anuncio en las pantallas, se dieron a conocer las fechas de Dreambeach Villaricos 2020, la 8ª edición se celebrará del 5 al 9 de agosto del año que viene, mientras tanto, la marca continúa su expansión y el 12 de septiembre Dreambeach aterrizará en el festival luso The BPM con un showcase en pleno Algarve.

Por último, desde Beatsoup agradecer a Ibai Cereijo y todo el equipo de Dreambeach el trato recibido, y sin duda, en agosto del año que viene bailaremos allí con los mejores artistas del mundo.

Author image
Travel&Music, descubriendo el mundo y amante de la música electrónica.
Valencia Website