ultimos

Escucha: Disclosure, revelación del año

Muchos son los jóvenes talentos que cada año aparecen para destacar en la música, y de algunos de los más relevantes hemos hablado. Pero para mí, la auténtica y mayor revelación del año son los hermanos Lawrence, más conocidos como Disclosure. Y es que la traducción de disclosure es revelación. Está claro que no escogieron su nombre en vano.
 
Los hermanos Guy y Howard Lawrence (22 y 19 años) forman una de las parejas más frescas de la escena electrónica. Nacidos en el Sudeste de Reino Unido, desde pequeños han estado familiarizados con la música, ya que tocaban varios instrumentos y sus propios padres son músicos.
“Hemos sido músicos desde pequeños y aprendimos a tocar varios instrumentos. Nos veíamos tocándolos o enseñando música, era un hobby pero siempre fue muy importante en nuestras vidas. Nuestros padres lo entendieron perfecto y desde el principio nos apoyaron mucho. Ellos son músicos también, nuestra madre toca el piano y canta y nuestro padre toca la guitarra y también canta”.
 
Sus primeros temas allá por 2010 y su primer EP Carnival en 2011 llamaron la atención del ambiente clubbing londinense y les brindaron la oportunidad de ser teloneros de SBTRKT. A partir de 2012, en principio con su “Tenderly/Flow” y más tarde con sencillos como “Latch” (junto a Sam Smith) empezaron a expandirse rápidamente antes de su año de despegue definitivo: 2013.

  Y es que su sonido característico atrapa desde el primer momento a aquel que lo escucha. Una mezcla entre deep house, UK garage y post-dubstep muy fresca, británica y personal. Uno de los puntos que más caracteriza a los Lawrence es que, a parte de portátiles y sintetizadores, utilizan… ¡instrumentos de verdad! (oh dios, que osadía) *“Empezamos a crear beats y canciones hace como cuatro años, sólo por diversión y después las subimos a Myspace. Nunca fue algo serio hasta ahora, crecimos con instrumentos en casa y así nació todo. Escuchábamos a bandas en vivo y música pop en general, siempre quisimos tener una banda y ser como las que oíamos en casa. Éramos muy jóvenes y no sabíamos lo que era ser un DJ, asumíamos que todos los clubes que nos bookeaban al principio querían vernos tocar pero realmente querían un DJ set (risas). Decidimos que así sería lo nuestro, con instrumentos. Después nos dimos cuenta de que somos de los pocos que lo hacen junto a James Blake, Mount Kimbie y SBTRKT“.*   Sin duda su pelotazo definitivo fue la publicación en Junio de su álbum debut ***Settle*** (110% recomendado). Un disco de 13 auténticos temazos (por cierto, videoclips muy guapos aunque el último lo han retirado), que les ha llevado a recorrer el mundo y formar parte de los mejores festivales (estuvieron en Coachella justo antes de la publicación) o por ejemplo, acompañar al *boss* Carl Cox en su residencia en Ibiza. Aparte ya han grabado su propio y prestigioso *Essential Mix* en BBC1. Ya se han hecho un buen hueco, hasta han tenido [bronca con Azealia Banks](http://beatsoup.net/noticias/azealia-banks-vs-disclosure "bronca con Azealia Banks"). Apenas nada.   Ah! Y a parte de por su sonido son fácilmente reconocibles sus caras blancas, lo que empezó como un juego y se convirtió en un fenómeno mediático, en su logo y seña de identidad, y hasta en una app de Facebook. *“El asunto de las caras fue nuestro primer artwork, lo usamos en nuestro primer sencillo (“Carnival”). Después lo volvimos a usar porque no podíamos costear otro. Lo probamos en fotos que nos gustaban y algunas de celebridades, como James Bond, sólo por jugar. Eventualmente llegó al punto en que usamos nuestras fotos y nos gustaron así que las mandamos a la prensa. Está padre porque ahora la gente las ve y sabe que significa Disclosure y que son de nosotros. Se convirtió en algo como un logo”.* [![disclosure face](/content/images/2013/10/disclosure-face.jpg)](/content/images/2013/10/disclosure-face.jpg)   Os recomendamos seguir a estos chicos porque merece mucho la pena. Una auténtica revelación musical. Para todos los gustos.    
Author image
Arquitecto y comunicador, más madrileño que el oso y el madroño. Obseso de la buena música en general y de la electrónica en particular, de toda. Beatsoupero desde pequeñito. CEO.
Madrid