ultimos

I Love! Dj Nano celebra en una abarrotada Las Ventas "la fiesta más bonita del mundo"

Love is in the air. No había mejor fecha para recuperar una fiesta tan icónica y bonita como I Love! de Dj Nano que el pasado 14 de febrero, San Valentín —o San Ballantine's como rezaban los carteles—, día de los enamorados. El llenazo era predecible.

Con un ambiente de tardeo que gustó mucho —con la edad, se agradece—, la fiel legión de fans abarrotó El Invernadero de Ballantine's en la Plaza de Toros de Las Ventas desde el inicio. Jose M Duro fue el encargado de abrir la velada, antes del maratón de cinco horas de repertorio de Dj Nano que a la postre saldría a hombros del ruedo. Los ánimos no decayeron, pero el madrileño —siempre activo al micrófono— no perdía ocasión de recordar aquello de "arrrrriba esas manos Madrid" en toda ocasión posible. Cariño, energía y carisma son invariables en las fiestas del salao, y una vez más volvió a demostrarlo ante un nuevo sold out.

Creer que I Love! dista mucho del concepto de Oro Viejo es un error, por mucho que también sonará música reciente. De hecho, es una suerte de —precioso— spin off de este que recupera las canciones más emotivas y cargadas de sentido de la pista de baile. Personalmente, nuestra parte favorita. Medios más sencillos, pero misma energía. Para muestra, el cierre. Si "Lover Why" es un invariable en Oro Viejo —o "Viva La Vida" en su otro proyecto, Popland—, el ya clásico "Let The Light Shine In" de Darren Tate y Jono Grant con la erizante vocal de Shirley Randall congrega todo el sentido de I Love! Y no sonó sólo al final, sino también en el ecuador. Imposible cansarnos de esa canción —qué escalofrío nos recorre desde el primer beat cada vez que la escuchamos—, como de otros tantos himnos del porte de "Toca's Miracle" de Fragma, "In My Eyes" de Milk Inc, "Take On Me" de a-ha o su nuevo y propio "Travis" —en honor a su hijo—, que fueron sonando en el extenso repertorio sin dejarnos parar de bailar. Y que viva la madre que nos parió.

La cercanía del emplazamiento, lo acertado del horario y la bella selección musical redondearon una velada que desde aquí pedimos a Dj Nano se repita bien pronto. A quién no le va a gustar volver a formar parte de "la fiesta más bonita del mundo".

Author image
Arquitecto y comunicador, más madrileño que el oso y el madroño. Obseso de la buena música en general y de la electrónica en particular, de toda. Beatsoupero desde pequeñito. CEO.
Madrid