ultimos

Miqui Brightside: "Existe una tendencia a ir a lo asegurado en lugar de ir a descubrir cosas"

Hace unos días —y a raíz de su último tema "Haze Berry Lover"— pudimos sentarnos cerveza en mano a charlar largo y tendido (cinco preguntas que dieron mucho de sí) con Miqui Brightside, un polifacético artista que ha hecho de la música electrónica más future, fresca y vanguardista su principal lienzo y del sándwich de atún con maíz su musa. Repasamos desde sus orígenes en la fotografía —y la relación de esta con la música— a los últimos retoques de su live audiovisual o la necesidad de riesgo dentro la escena actual. Al lío.

>1. Empecemos por tu último single, “Haze Berry Lover”. Un track a 104bpms en el que balanceas distintos estados de ánimo. ¿Cómo fue el proceso de producción de este track para plasmar sensaciones contrapuestas?

A diferencia de otros remas, en "Haze Berry Lover" tenía esa idea de tener distintos estados y cambios inmediatos, algo que tenía en mente hace tiempo, pero que siendo sincero conseguí plasmarlo en un día. Recuerdo tener la idea de transmitir distintos estados de ánimo y moverlo de un lado a otro en nada, en segundos. De estar produciendo con un campo súper abierto en mi mente. Todo lo que pensaba era capaz de traducirlo a Ableton. Y cuando ya metí todo, todo, todo, justo lo iba a escuchar y entro mi compañera de piso para ver qué hacía. Y lo resumí en “creo que tengo un muy buen tema, pero me ha venido tan de golpe que tengo que asimilarlo”. Solo escucharlo un par de veces e irme a dormir, a ver si a la mañana siguiente me convencía… Y sí. Lo único que añadí después fueron unos sampleos de voces, anime y una alerta sísmica japonés. Y a ella, después de "Panorama", me confesó que era el que más le gustaba. Luego los procesos en otros tracks son distintos. Tengo uno ahora que es más poner un poquito cada día, ir añadiendo influencias… pero "Haze Berry Lover" fue abrir la mente y hacerlo de una sola vez.

>2. Además, el videoclip que lo acompaña es obra tuya, pues tu trabajo no se queda sólo en el plano musical sino que dedicas mucho tiempo a la imagen. De hecho, te labraste antes un nombre como fotógrafo que como Dj. ¿Cómo te adentraste en el mundo de la música?

Siempre he tenido mucha curiosidad por muchas ramas artísticas, y me ha parecido que en nuestra generación tenemos muchos más medios para hacer cosas que generaciones pasadas. Ahora es mucho más barato, por ejemplo, producir o hacer fotografías. Empecé a hacer fotografía porque me gusta mucho la imagen, el diseño, la estética, y luego tenía siempre en mente el traducir fotografía a vídeo e incluso videoclips musicales dado que siempre me ha gustado la música y he estado muy unido a ella.
La Sala Maravillas, antes cuando era Nasti, tenía una sesión que era Triangle que la llevaban unos amigos. Fue donde vino por primera vez (y no sé si única) a España XXYYXX y Giraffage en un tour que hicieron juntos. Una vez que coincidía con el Primavera Sound se fueron todos para allá y me dijeron que si quería pinchar, y lo hice. Desde ese momento tuve claro que no iba a ser sólo una vez.

¿Qué relación tienen para ti música y fotografía?

El máximo exponente quizá sean las bandas sonoras. Me ha pasado claramente viendo a Hans Zimmer, e incluso otros artistas como Moderat u Olafur Arnalds, tienen temas que son como un guión. La relación que tienen música e imagen es que la primera es capaz de crear imágenes desde cero sin estar puestas sobre ninguna superficie. Cuando escuchas una canción te está traduciendo una imagen, estás viendo algo, te genera una idea. Y través de una misma canción se pueden generar sentimientos iguales, pero imágenes distintas.

¿Qué trabajos suponen para ti el culmen de esta relación?

Aunque también me flipen el primero y el tercero, me quedaría con el segundo álbum 'II' de Moderat, un trabajo conjunto con su ilustrador que me parece a mí el culmen. Desde la portada con una persona quitándose a la máscara a vídeos como el de "Bad Kingdom" con fotogramas pasando uno tras otro contando una historia. Me parece muy como una banda sonora. También un clásico como 'Human After All' de Daft Punk, con un tema dividido para cada estado de ánimo en un hipotético guión.

>3. Al hilo de la pregunta anterior y la importancia de la imagen, hace unos meses estrenaste en la Sala El Sol tu nuevo live audiovisual, un montaje espectacular formado por 25 barras de leds con más de 6.000 luces. ¿Cómo te embarcaste en este proyecto?

Tenía muy clara la idea de que en algún momento quería hacer un live. En un momento, cuando saqué mi primer EP, que es cuando me puse a producir música, hice como un live que era muy sencillo y a la vez muy exigente por la parte experimental que tenía con visuales y demás. Por eso tenía detrás de la oreja la idea de hacer un live y mejorar, hacer algo más que pinchar. Hoy en día lo que tú pinches es fácilmente sustituible por otra persona, hay que añadir un valor adicional. Presentar algo que en España tampoco se está haciendo tanto que es producir electrónica.
El detonante fue que el verano pasado, después de cuatro años con una chica con la que estaba, las cosas terminaron, y notaba 100% que ese espacio mental que te ocupa una persona tenía que ser sustituido por algo. En lugar de optar por películas chorras o ahogarme en mis penas, decidí que era el momento de tomármelo totalmente en serio. Era verano, me puse horario de trabajo, retomé los temas que tenía a medias y busqué un técnico de luces que pudiera transformar una idea que tenía inicialmente: cinco barras de LED detrás de mí.  Este chico, Pascual, muy ambicioso y muy bueno, dijo que se iba a quedar corto, y lo multiplicamos por cinco. Fueron dos visitas a su estudio probando todo el rato el montaje, las luces y la sincronización. La verdad que estoy muy contento, creo que a la gente le gusta y está funcionando, aunque tengo que hacerle algún cambio para que sea más dinámico.
Cuando vas a ver un show, si es de un artista más grande o reconocido vas atraído por su persona. Pero cuando eres más pequeño creo que tienes que facilitárselo a un público que muy seguramente no te conozca. No puedes exigirles demasiado. Quiero adaptarlo siguiendo esa idea, que sea más dinámico. Más tipo set en vez de concierto, con menos paradas. Además, pensé que siendo un artista aún pequeño, que no tengo medios para pagar un equipo que viaje conmigo, tenía que reducirlo lo posible buscando al máximo la comodidad y facilidad de transporte. Todas las luces, que llegan hasta 2’40m, están diseñadas en un sistema que se meten en un flycase que cabe en el maletero de un coche.

¿Qué referentes de lives tienes?

En la escena hay una parte de live principalmente analógico, que se lleva haciendo mucho y tiene mucho prestigio. Lo apoyo 100%, pero solo está al alcance de aquellos que pueden comprarse o conseguir todos esos sintetizadores y cajas de ritmos. Yo y mucha otra gente no podemos, por lo que tomo de referentes otros lives más audiovisuales. Siempre me he fijado en Flying Lotus o Dj Shadow, especialmente el primero con su live 3D. Me gusta mucho el hecho de que un live audiovisual te permita u obligue a no perderte nada, mientras que en una sesión muchas veces más largas la gente puede entrar y salir.  

¿Dónde se podrá disfrutar próximamente?

Próximamente habrá nuevas fechas en Madrid y se está hablando de una en París con Les Gordon, con quien colaboro en alguno de mis trabajos. Iré informando.

>4. En tu música notamos influencia de artistas como Mura Masa, Flume, Ryan Hemsworth… y géneros como future beats, r&b, house, hip hop, trap… ¿Cuáles son tus inspiraciones?

Es obvio que esas son algunos de mis principales referentes. Pero creo que es importante tener muchas inspiraciones, no necesariamente cerca de lo que tú haces. En mi caso, por ejemplo, Four Tet, Floating Points, Daniel Avery, John Talabot o Denis Sulta es gente que me gusta mucho. Escucho por ejemplo como trabaja Denis Sulta con los sintetizadores y pienso que si lo aplico al sonido como yo lo quiero hacer, creo que encajaría perfectamente.
Siempre he estado muy cerca de la escena musical de Madrid, de grupos. Son muy amigos míos gente como Hinds o The Parrots, y eso creo que me ha influido a crear temas con una estructura más como de banda, y lo disfruto. Al final, creo que el beber de distintas cosas me ha ayudado a crear un sonido en el que confío y creo que es un poco más propio.

Habiendo actuado fuera de nuestras fronteras en países como EEUU o Francia, ¿crees que este tipo de música, a priori con mejor acogida en otras latitudes, está encontrando su sitio en España?

Por ejemplo, la vez que estuve en EEUU que fueron tres fechas, aunque en una de ellas había poca gente a primera hora, en comparación ese día se acercó mucha más gente a interesarse por mi música y lo que había pinchado que aquí pinchando ante miles de personas. Sí que es verdad que quizá lo que pincho y produzco tiene mejor cabida fuera, pero pienso que poco a poco tiene más cabida aquí. Tengo una duda muy grande de si alguna vez tendrá una cabida completa.
El hip-hop y el trap han tardado en entrar en España, en comparación con lo que se estaba escuchando fuera, mogollón. Drake por ejemplo no ha tocado en nuestro país. Ahora esa escena de músicos urbanos está creciendo y es muy grande, se está viendo con ojos de fuera. Con la electrónica pasa algo parecido, va avanzando, no nos podemos quejar, pero necesita un boom para ir al ritmo de fuera. Que haya una electrónica que no esté dirigida al baile y a la noche, más de concierto, parece que no termina de verse. Artistas como Flume, Mura Masa o Ryan Hemsworth creo que nunca han dado un concierto como tal en España, fuera del circuito festivalero. Existe una tendencia a ir a lo asegurado en lugar de ir a descubrir cosas.

>5. ¿Para cuándo una oda musical al sándwich de atún con maíz de Rodilla?

(Risas) Ahora tenía que publicar que hace un año que lo quitaron. Tuve el momento de escribir todos los textos y las quejas, luego más en serio escribiéndoles un mail para enterarme en qué momento el sándwich ya no era rentable y si volvería. En navidades hice un álbum de fotos, y en verano un corto de una supuesta película del sándwich de atún con maíz. Es hora de volver a hacer algo, y se pasó por mi mente el hecho de hacer una canción con un videoclip, como decíamos tipo banda sonora. Llegará el momento.

Instagram: @miquibrightside
Spotify: Miqui Brightside
Web: /cargocollective.com/miquibrightside

Author image
Arquitecto y comunicador, más madrileño que el oso y el madroño. Obseso de la buena música en general y de la electrónica en particular, de toda. Beatsoupero desde pequeñito. CEO.
Madrid