ultimos

Ushuaïa y Hï Ibiza dan por iniciada la temporada de verano 2019

Por estas fechas, todo amante de la música electrónica tiene marcado en el calendario el opening de la temporada en Ibiza, y si hasta ahora no te lo habías planteado, esperamos que después de estas palabras te lo planifiques para el año que viene.

El pasado sábado 18, podemos decir que se dio por inaugurada la temporada de Ibiza con la fiesta que el equipo de The Night League había creado para este opening, llamada Odyssey, que se celebraba en Ushuaïa y Hï Ibiza en un formato 24 horas non-stop, del que tuvimos la suerte de vivir en primera persona y que te vamos a contar nuestra experiencia en las próximas líneas.

Odyssey se desarrolló desde las 12 del mediodía hasta las 12 de la noche en Ushuaïa para luego continuar al cruzar la calle desde la medianoche hasta las 12 del mediodía en Hï Ibiza, una propuesta que unía a 2 clubs por primera vez para celebrar una sola fiesta y que en ese marco de empezar de día y acabar de día, de alguna manera todo amante a Ibiza pudo recordar esos maravillosos años en los que la isla blanca no tenía las prohibiciones y problemas actuales para poder disfrutar de algo tan maravilloso como es la música.

Estas 24 horas contaron con la presencia de Tale Of Us y un núcleo amplio de artistas de Afterlife, además de algunos de los pesos pesados internacionales que sumaron más prestigio y nivel a un cartel del que luego entraremos en detalles y que fue digno de dar la bienvenida a todos los clubbers que allí nos dimos cita.

Justo al mediodía aterrizábamos en Ibiza y nos dispusimos a entrar en Ushuaïa, nos esperaba un escenario en el que el equipo de High Scream, encargados de la parte artística de las 2 salas y liderada por Romain Pissenem, habían creado un anillo que abarcaba el centro del stage y en el que en medio se encontraba el artista que junto a las luces y lasers que al caer el sol nos esperaban hicieron de una noche inolvidable.

La tarde transcurría con los sets de apertura de los jóvenes talentos Reznik y Anii, cada uno de ellos de una duración de hora y media pero fue con la aparición de Denis Horvat el que nos hizo levantar por primera vez las manos y nos guió por el camino que iba a ir tomando la tarde realizando un set lleno de energía hasta llegar a las 5 de la tarde, momento de la actuación de la esperadísima Peggy Gou, subiendo el listón aun más realizando un set de lo más alternativo, con una selección de pistas que va desde la vieja escuela a sonidos ácidos pasando por un tech muy selecto.

Ya con el beach club prácticamente lleno fue el turno de uno de los artistas más deseados, y ese no es otro que el live de Paul Kalkbrenner, un viaje a través de la música, el espacio y el tiempo, dejándonos como siempre momentos grabados en la mente. Aunque el destino casi quiere que no fuera así, ya que si durante toda la jornada la meteorología había sido más que aceptable, con el inicio del set del alemán una nube descargó durante unos 15 minutos una gran tormenta que presagiaba que la tarde se podía estropear. Pero nada más lejos, exceptuando algunas carreras para ponerse a cubierto, la gran mayoría de asistentes incluso pareció disfrutar de la lluvia, y es que, en apenas unos minutos y como si de una escena de película se tratase, los rayos del sol volvieron a aparecer en Ushuaïa con el sonido de fondo del clásico Sky and Sand.

Después del apoteósico set de Paul Kalkbrenner llegó el turno del veterano Stephan Bodzin, guiando a los clubbers al sonido predominante del concepto Odyssey, un techno muy cuidado con diferentes vertientes y en el que llegando a las 21:30 y coincidiendo con la puesta de sol y el descenso de luz, la oscuridad de la noche y del sonido hicieron su presencia con la primera de las dos puestas en escena de los italianos Tale Of Us, que después de una impresionante residencia el pasado año con Afterlife, este año repiten y que nos deleitaron con un set de 2 horas y media de auténtico lujo, reflejando en las miles de personas allí presentes la energía de sus sonidos que se mezclaban con el juego de lasers ideado por el equipo de High Scream.

Así, llegamos a la medianoche, todos los allí presentes bailando con los brazos en alto hacia el stage donde estaban Karm y Matteo junto a gran parte de su equipo, todos vibrando y disfrutando de uno de los nombres más demandados del panorama internacional. Entre aplausos se apagaron las luces y miles de personas cruzaban la calle para entrar en y continuar con las 12 horas restantes de la maratón.

Hï Ibiza abría sus puertas un año más, con algunos cambios con respecto al pasado año y continuando siendo pioneros en luces, sonido y tecnología siendo uno de los mejores clubs del mundo. Mientras en la sala The Club pudimos escuchar sonidos más oscuros, la sala principal llamada The Theatre continuaban teniendo dueño, con algunos de los máximos exponentes del sonido Afterlife uniendose a Tale Of Us, y, mientras el Wild Corner hacía honor a su fama, el que va de paso por allí, acaba quedándose un buen rato, fruto del buen rollo que se respira.

La noche comenzó en la sala The Club con Kevin de Vries y sus sonidos oscuros, la brasileña Anna con un amplio repertorio de tracks y un absoluto control del momento y al querido Andrea Oliva a las 02:30 dándole un toque más animado al set y no hacer decaer a los clubbers que ya llevaban unas 15 horas de maratón.

Mientras, en la sala principal The Theatre Adam Port inició la noche con sus sonidos tan característicos con sintetizadores y un toque de percusión tribal. Continuamos con un set de hora y media de Adriatique y a las 03 de la mañana Damian Lazarus reclamó nuestra atención, sus sets no son solo música, te llevan hacía un destino, y en esta ocasión no iba a ser menos, la hora y media que lideró el escenario fue un continuo viaje por la imaginación de donde te puede llevar la música.

Llegó el turno del gran Richie Hawtin, que se estrenaba en Hï por primera vez. Todo se oscureció, desaparecieron gran parte de las luces y el sonido se volvió más contundente. Allí estábamos en las primera filas, todo el sonido te retumbaba y envolvía. Era el momento de perderse en el techno, con un set que sorprendió a muchos y que fue una de las sensaciones de Odyssey, sonidos que nos hizo recordar a las mejores noches vividas de ENTER.

Eran las 06 de la mañana y solo queríamos más, quedaban 6 horas de set de Tale Of Us, ¿estábamos ante el cierre soñado? ¡así era! en ningún momento pareció repetirse nada, los italianos consiguieron llevarnos a otro planeta, ayudados de unos visuales muy cuidados y unos sonidos que enamoran y te hacen flotar sobre la pista.

Con los primeros rayos de sol, la sala se fue vaciando paulatinamente, solo unos cientos de valientes aguantaron hasta las 12 del mediodía. 24 horas después y solo habiendo cruzado la calle, nuestra mente había viajado por diferentes lugares, gracias a todos los artistas que formaban parte de Odyssey, y del equipo de The Night League liderado por Yann Pissenem y High Scream que ha conseguido de Hï Ibiza, un lugar camaleónico y versátil, al que puedes ir varias veces a la semana que siempre te espera una historia diferente.

Ya por último y resumiendo, el concepto Odyssey fue un completo éxito y con el opening de Ushuaïa y Hï Ibiza podemos damos por inaugurada la temporada y ya desvelado prácticamente el calendario del verano, si todavía no tienes destino en tus vacaciones ya deberías saber que opción elegir.

Por último agradecer el trato recibido por parte de todo el equipo de prensa de The Night League así como por el equipo que forman Ushuaïa y Hï Ibiza.

¡Nos vemos en la isla!

Author image
Travel&Music, descubriendo el mundo y amante de la música electrónica.
Valencia Website