ultimos

Yo también bailé en Bachatta Techno Factory

Mucho ha llovido ya desde aquel 30 de abril de 2005. Ya era oficial: Bachatta Techno Factory, qué digo, la mítica Bachatta Techno Factory cerraba sus puertas para siempre. El  boom inmobiliario ganaba la batalla sobre catorce años de historia.

Tiempo después de aquellas primeras cintas (para la generación Z, las cintas eran el medio de grabación y reproducción de música que teníamos por aquella época) del MAX MIX, el Máquina Total o el Blanco y Negro en la edad de oro del megamix español, aparecía una mucho más especial: la sesión de Jesús Elices recogida en el recopilatorio Las Catedrales del Techno vol.1. (para que os ubiquéis, 2002 d.C.) Eso sí, era más que probable que fuera la quinta generación del CD original, es decir, una grabación de otra, que a su vez lo fue de una anterior, y así sucesivamente. Si, así era la piratería de finales de los ´90 y principio de los 2.000. Era la primera vez que escuchaba lo que antes se llamaba techno y que ahora ha pasado al podio del remember. Era mi salto al mundo bakala y en mi cabeza un objetivo claro: pisar la pista de esta discoteca que se encontraba a tan solo a tres calles de mi casa. “Qué fácil”, diréis algunos/as. Pues no, no lo era. Por aquel entonces, Bachatta no gozaba de buena fama entre los padres y madres de la zona y, como añadido, aún no tenía la edad permitida para entrar en una de sus sesiones.

Entre nosotros/as, sin que se enteren mis padres, finalmente conseguí entrar en una de sus sesiones de tarde, no sin antes ponerme en la cara todo el maquillaje que se encontraba a mi alcance. Y allí estaba yo con mi amiga Patry (una de mis mentoras en el mundo de la electrónica), en medio su famosa pista de color rojo, flipando, empezando a ser consciente de que, por fin, podría “fardar” de haber bailado en una de las sesiones más famosas y longevas de la era del Bakalao.

Como os contaba al inicio, la sala original cerró hace ya años pero, el espíritu Bachatta se mantiene vivo año tras año. Creo que es una de las pocas sesiones que puede decir con orgullo que mantiene a sus fieles a pesar del paso del tiempo. Como prueba, la celebración de su 28 Aniversario este sábado 19 de enero en la sala Groove.

Gracias a Jesús Elices, Fernando Ballesteros, Raúl Cremona, a los Dj´s invitados y a todo el equipo que hace posible que el número 157 de la Avenida de la Constitución de Torrejón de Ardoz mantenga viva su esencia una vez más. Millones de veces, GRACIAS.

Author image
En el planeta de la rutina soy la oveja negra. Ese bicho raro cuya droga es la creatividad, de la que ya no puede prescindir.